Promesa de propiedad independiente y de Bitcoin

Un marco para los sospechosos de Bitcoin (3/4)

Autores: Su Zhu y Hasu

En la segunda parte de la serie, mostramos cómo Bitcoin es una nueva institución social y económica. Pero la pregunta sigue siendo: k ¿Quién lo va a usar? ¿Existe otro lugar para Bitcoin entre las instituciones y, de ser así, dónde está? ¿Bitcoin es solo un competidor terriblemente ineficiente de PayPal y Visa, como los medios quieren que crea, o algo más? Si desea colocar a Bitcoin en el mapa mundial de otras instituciones, primero entendemos por qué la humanidad creó originalmente las instituciones sociales.

La gente no escala. Claro, podemos aprender, pero no actualizamos nuestros cerebros y cuerpos donde usamos los discos duros y procesadores de nuestras computadoras y dispositivos. De hecho, nuestras habilidades materiales y espirituales se han mantenido prácticamente sin cambios desde que todavía estábamos errantes en tierras y mantos como cazadores-recolectores. En cambio, escalamos a través de la colaboración. Todos los avances científicos, todos los aumentos en la productividad y la riqueza se deben a nuestra capacidad para trabajar juntos.

La colaboración tiene un problema de escala

Pero debido a que nuestro mundo es fundamentalmente incierto, la cooperación no es fácil para nosotros. Hacemos un gran esfuerzo para predecir cómo reaccionarán otras personas a nuestras acciones y si nuestras acciones pueden afectarnos negativamente.

Cuando no podemos comportarnos de manera confiable con los demás, nuestras vidas se convierten en un dilema de prisioneros. ¿Deberíamos trabajar con otra persona para derribar al ciervo o simplemente cazar al ciervo en barbecho solos? ¿Podemos confiar en que no nos golpeará en la cabeza con un mazo y robará lo horrible? El camino de la humanidad para “expandirse” (o escalar) y tener éxito es encontrar una manera de romper estos dilemas de prisioneros y trabajar juntos de todos modos.

La teoría de juegos ofrece dos soluciones al dilema del prisionero. El primero es convertir un juego de una sola vez en un juego repetitivo (o “iterativo”). , como ha señalado el antropólogo Robin Dunbar.

El número de Dunbar es el límite cognitivo teórico del número de personas con las que una persona puede mantener relaciones sociales estables. Los defensores argumentan que más personas que esta cifra tienden a exigir reglas, leyes y estándares obligatorios más restrictivos para formar un grupo estable y cohesivo.

Colaboración a través de instituciones

Otra regla a la que se refiere Dunbar es “atarnos las manos” y evitar que elijamos alternativas negativas que puedan dañar a otros. Una de esas formas es adoptar la moral común y garantizar que estas reglas se sigan socialmente. Pero en el caso de grupos que van más allá de Dunbar, necesitamos instituciones.

La institución más básica es el monopolio de la violencia. Al permitir que un grupo especializado de personas se concentre en proteger su ciudad, otros pueden administrar más fácilmente un negocio productivo porque no tienen que preocuparse por los frutos de su trabajo. El establecimiento de un monopolio fuerte y benévolo sobre la violencia también fortalecerá la moral común y la formalizará en un sistema legal formal. Las reglas serán más creíbles si existe un partido que sea lo suficientemente fuerte como para derrotar a cualquier individuo y garantizar que nadie esté “por encima de la ley”.

Sobre los hombros del monopolio de la violencia y el sistema de justicia se encuentra la institución más importante: los derechos de propiedad privada. Un sistema de propiedad privada protegido por el estado le otorga el derecho exclusivo a sus propios recursos y el derecho a decidir sobre su uso apropiado. Los estudios han demostrado que la riqueza y los derechos de propiedad están indisolublemente vinculados.

Derechos de propiedad

Los derechos de propiedad claramente definidos y estrictamente protegidos son la base de todas las instituciones superiores: el mercado es un mercado de emparejamiento entre compradores y vendedores que permite la especialización y división del trabajo, mientras que el dinero ayuda a producir señales de precios precisas para productores y consumidores.

Necesitamos un monopolio de la violencia para el sistema judicial y necesitamos un sistema judicial para los derechos de propiedad. Necesitamos derechos de propiedad para mercados y empresas, y necesitamos mercados y empresas para el capitalismo. La civilización está avanzando al inventar nuevas instituciones, cada una de las cuales se basa en las instituciones existentes. A continuación, se muestra una imagen simplificada de las pilas institucionales:

Las instituciones sociales rompen el dilema del prisionero simplificando la interacción humana y ya no estamos tan preocupados de que otros nos hagan daño. El aumento resultante en la previsibilidad mutua nos permitirá ampliar nuestra confianza con extraños y permitir la cooperación más allá del capítulo de Dunbar.

Institución Bitcoin

Si miramos a Bitcoin como un nuevo tipo de institución, ¿qué derechos ofrece? Recuerde las reglas del contrato social de Bitcoin: cualquiera puede usar la red de Bitcoin sin permiso ( sin censura ) y solo cualquier persona con dinero puede usarla ( sin embargo ). Además, no existe ninguna ECC que pueda generar más dinero por adelantado y quitarle el poder adquisitivo a otros ( sin inflación ). Finalmente, cualquier persona puede verificar que se sigan las reglas antes de aceptar un pago ( sin falsificación ).

¿Son estas reglas una realidad? En su excelente estudio “Cómo funciona Bitcoin como derecho de propiedad”, William & amp; Eric D. Chason, profesor asistente en Mary Law School, afirma que “Satoshi Nakamoto ha creado una forma de propiedad que puede existir sin recurrir al estado, una autoridad centralizada o estructuras legales tradicionales”.

Voy un paso más allá y observo que la red Bitcoin, y más ampliamente su política monetaria, habilita todas las instituciones socioeconómicas de derechos de propiedad más importantes de la historia humana .

Una nueva era de propiedad

Esta es la innovación clave de Bitcoin: separa los derechos de propiedad del sistema legal y el monopolio de la violencia . Por primera vez, existe una propiedad que no se basa en el control y protección de la autoridad local. Es fácil de ocultar, defender, compartir, mover y autenticar: todo lo que puede hacer usted mismo, le brinda el nivel más alto de soberanía personal.

Los derechos de propiedad dependían sobre todos los demás estratos de la institución social, especialmente el monopolio de la violencia y el sistema legal. Si la parte inferior de esta pila es inestable, no se crearán derechos de propiedad sólidos. Pero debido a que Bitcoin se sostiene completamente por sí solo, puede crear el nivel más alto de derechos de propiedad para cualquier persona en el mundo, independientemente de la calidad de sus instituciones de nivel inferior, gobierno o sistema judicial.

Bitcoin abre una dimensión de valor diferente. Así como un barco desbloqueado puede retumbar sobre el agua y un avión puede volar de un lugar a otro, Bitcoin abre una nueva capa alternativa de almacenamiento y transfiere valor, como el primer activo digital nativo. La capacidad de Bitcoin para existir y aparecer exclusivamente en el mundo digital es el factor detrás de todas las características de Bitcoin. No se puede atacar en términos físicos de la misma manera que se puede atacar la propiedad tangible.

Las consecuencias de esto solo se harán evidentes con el tiempo, pero ya podemos adivinar quién podría beneficiarse enormemente de bitcoin:

El uso de Bitcoin permite que estas personas colaboren de manera más eficaz, aumenten la productividad y, como resultado, aumenten su bienestar y riqueza. Les permite ahorrar dinero para el futuro, desarrollar capital para invertir en empresas más productivas y participar en el comercio mundial en todo el mundo

Progreso a través de la competencia

Bitcoin también puede beneficiar a quienes nunca lo usan. Actúa como una salvaguardia contra los errores cometidos por los bancos centrales, lo que lo convierte en un sistema financiero global más sostenible. Irónicamente, también puede mejorar otros sistemas financieros y de propiedad en todo el mundo. ¿Qué? Sí, la competencia afecta al mercado. Si es cliente de Apple, puede beneficiarse de que Samsung lance un nuevo teléfono porque obliga a Apple a mejorar la calidad de sus productos para seguir siendo competitivo.

Como resultado, podemos ver que la calidad del sistema monetario y de propiedad mejora a medida que Bitcoin abre la puerta a la competencia y crea un mercado. Esto también determina nuestra comprensión de lo que NO es Bitcoin: no es un competidor de Visa o PayPal. Compite con los gobiernos locales, los sistemas legales y los derechos de propiedad, las capas fundamentales de la pila institucional existente, y no con los procesadores de pagos que se encuentran allí.

La civilización se expande mediante la cooperación, pero la cooperación entre extraños es intrínsecamente difícil. Las instituciones sociales pueden resolver el dilema de este prisionero y permitirnos trabajar juntos a mayor escala. En la parte inferior de la pila, necesitamos un monopolio estable y benevolente de la violencia para que podamos hacer cumplir las reglas del sistema de justicia y crear derechos de propiedad. Hasta ahora, ha sido imposible crear derechos de propiedad sólidos en países con un gobierno local débil. Bitcoin no depende de ninguna manera del sistema existente y puede crear la forma más alta de propiedad para nosotros, sin importar quiénes seamos o adónde vayamos.

Gracias Yassine Elmandjra , Nic Carter y Miles Suter Tu contribución.

Una traducción al inglés de Bitcoin y la promesa de derechos de propiedad independientes por Su Zhun y Hasun . El artículo se publicó originalmente en Medium el 13 de diciembre de 2018.

Su Zhu (Twitter) es el director ejecutivo de Three Arrows Capital y uno de los fundadores de Sensus Markets.

Hasu (Twitter) es un investigador e inversor de criptomonedas independiente con una sólida formación en teoría de juegos. Hasu es actualmente uno de los analistas de criptografía más conocidos. Su libro favorito es Demanda de Franz Kafka.

Puedes leer otras publicaciones de Su Zhu y Hasu en su blog Uncommon Core.

Traducido por Thomas Brand (Twitter).